Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Opiniones | Randy Alonso Falcón

Ley de Ajuste: Fraudes a los que lleva el absurdo

Mientras millones de inmigrantes siguen siendo perseguidos, expulsados o semiesclavizados en los Estados Unidos y se alarga la infinita espera a una reclamada reforma migratoria en ese país, la Ley de Ajuste Cubano -engendro político cocinado en los sazones de la Guerra Fría-, sobrevive como arma de estímulo a la emigración ilegal desde Cuba y como un irritante privilegio de cara al resto de las comunidades latinas en el imperio del Norte.

Tal excepción es ahora punto de mira de los truhanes y de quienes buscan desesperadamente legalizar de alguna forma su estatus en suelo norteamericano. Hoy se informaba en La Florida de la desarticulación de una red que vendía falsas actas de nacimiento cubanas a inmigrantes indocumentados de otras nacionalidades.

La estratagema era hacer pasar por cubanos a estos indocumentados, para que, amparándose en la Ley de Ajuste Cubano de 1966, pudieran obtener la tarjeta verde de residencia en los Estados Unidos.

La Ley de Ajuste permite que los cubanos que lleguen ilegalmente a territorio estadounidense puedan permanecer en ese país y solicitar la residencia después de un año y un día de estancia; algo ni soñado para el resto de los inmigrantes hispanos.

“Esto ha estado sucediendo desde hace varios años”, declaró un abogado de inmigración de Miami. “Pero el problema se ha hecho más evidente después de que algunos extranjeros descubrieron la forma de aprovecharse de la generosidad de la Ley de Ajuste Cubano”.

A la absurdidad le salen fantasmas. De la irracionalidad crecen los fraudes. Washington debiera pensar mejor en el sentido de una Ley del pasado que conduce a no pocas muertes en el estrecho de la Florida, convierte en política barata un tema humano y le provoca no pocos dolores de cabeza internos.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario