Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Armando Hart Dávalos | Opiniones

El triunfo de Chávez y la unidad latinoamericana

La victoria electoral del Presidente Hugo Chávez nos movió a felicitarlo en primer término a él y también pensé que todos nosotros, latinoamericanos y caribeños, merecíamos ser felicitados porque con ese triunfo ganó sobre todo la mejor tradición bolivariana y martiana.

Y es que la patria de Bolívar, de Martí y de una pléyade de próceres y pensadores, espacio con una dilatada historia de saqueo, subdesarrollo y depredación por parte de metrópolis antiguas y modernas, un destino de liberación y una tradición espiritual que sirve de fundamento a una vocación de integración regional está en condiciones de hacer un aporte sustantivo para salvar a la especie humana y al planeta que habitamos de su extinción definitiva.

Para nosotros, la integración no apunta únicamente a una conjugación de intereses económicos; significa también el reconocimiento de una identidad y de una proyección universal. Es también luchar por ideales de solidaridad y justicia social que nos son comunes y propios y que forman parte de una tradición intelectual sustentada en las ideas de libertad, igualdad y fraternidad de la Revolución francesa, pero con verdadero alcance universal.

Por eso, debemos congratularnos todos por la victoria del Presidente Chávez, porque ella representa la posibilidad real de defender esa identidad frente a las fuerzas empeñadas en la fragmentación como sustento del mantenimiento de la dominación y explotación foráneas.

Ha sido también un triunfo contundente de la mejor tradición jurídica de este continente, que tiene en “el Benemérito de las Américas”, Benito Juárez, una de sus figuras paradigmáticas. Los acontecimientos que han tenido y tienen lugar en Venezuela, Ecuador, Bolivia y otros países de la región han puesto de manifiesto, una vez más, la enorme importancia de la juridicidad en la vida política de las naciones. Históricamente, han sido siempre la contrarrevolución y las clases reaccionarias de América Latina las que han pretendido presentarse, cínicamente, con las banderas del Derecho cuando en realidad han sido ellas las que se han colocado al margen de la legalidad.

El proceso arbitrario y sin fundamento jurídico seguido contra nuestros cinco luchadores antiterroristas, secuestrados en prisiones de alta seguridad en Estados Unidos, es otra prueba ilustrativa de la necesidad del combate a favor del respeto a los principios éticos y jurídicos.

Si se quieren entender los nuevos caminos de Cuba, nuestra América y el mundo, invito a todos los hombres y mujeres a salvar a la familia humana, es decir a nuestra familia, para salvarnos del holocausto universal que nos amenaza. De ahí la importancia de asumir en este continente la defensa de una tradición jurídica que consagre los derechos de los pueblos y de sus instituciones. No habrá socialismo en Cuba ni en ninguna parte sin que el sostén de la ley se corresponda con sus exigencias.

Y en estas circunstancias históricas el pensamiento de José Martí se ha convertido en un referente indispensable para abordar con éxito los colosales desafíos que tenemos. Avanzamos en los preparativos para homenajear al Apóstol, en el aniversario 160 de su natalicio, con la III Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, que tendrá lugar el 28, 29 y 30 de enero de 2013 en el Palacio de Convenciones. Ya estamos recibiendo la confirmación de numerosas personalidades, de todo el mundo, que vendrán a La Habana, para juntos reflexionar, a la luz del pensamiento martiano, sobre los acuciantes problemas que afectan dramáticamente a la humanidad. Ello nos permitirá abrir cauce a la movilización de conciencias sin distingo de raza, creencias religiosas o ideologías, para salvar al género humano de las catástrofes que lo amenazan, teniendo como fundamento aquel aserto martiano: Hacer es la mejor manera de decir.

Esta son las reflexiones que me inspiran la figura de Hugo Chávez y su decisiva victoria en unas elecciones que fueron ejemplo de democracia, transparencia y apego a la ley.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario